Contacte con nosotros

Cómo afecta el calor a la conducción

SuperAdmin

Las altas temperaturas propias del verano condicionan numerosos elementos del vehículo, desde los neumáticos hasta el aire acondicionado. Una avería puede ser un revés importante en nuestras vacaciones. Por ello, para disfrutar del período estival sin riesgo para nuestro vehículo, a continuación damos una serie de consejos sobre conducción en verano.

Cuida los neumáticos –> Su estado influye de forma directa en la seguridad de viaje. En verano conviene revisar su presión, que además aumenta con la rodadura del vehículo y la propia temperatura ambiente. Es necesario también comprobar que no estén desgastados. Si albergamos dudas acerca de su buen estado, lo mejor es cambiarlos. Para evitar que las gomas sufran en el asfalto abrasador, lo mejor es realizar una conducción lo más delicada posible, evitando frenazos, derrapes y movimientos bruscos.

Revisar el aire acondicionado y el sistema de refrigeración del vehículo –> Cualquier fuga de refrigerante puede provocar que el motor se caliente lo suficiente como para provocar una seria avería. En cuanto a la ‘refrigeración de las personas’, recordemos que un elemento tan simple como un parasol ayuda a que el coche sobrelleve mejor el calor del verano. Colocándolo en el parabrisas al aparcar lograremos que la temperatura interna baje hasta 10 grados. Menos desgaste para los pasajeros y para el vehículo.

Protege a los pasajeros –> Para viajar en verano, lo mejor es llevar ropa cómoda y holgada de fibras transpirables. En el coche siempre llevaremos para ir bien hidratados y evitar golpes de calor. Además, las gafas de sol son indispensables para una conducción segura la mayor parte del día.

Carreras Automotor 2016 © Todos los derehos reservados

Powered by: Páginas Amarillas