Contacte con nosotros

Dos averías caras que puede sufrir tu coche

SuperAdmin

Dos averías caras que puede sufrir tu coche

En el blog de hoy te explicaremos las averías que te pueden obligar a tener que comprar un coche nuevo. Si bien es cierto que algunos errores pueden corregirse con reparaciones, hay otras que el coste es tan elevado que obligará a cambiar de vehículo. Si sufres algunos de estas averías te recomendamos pensar si comprar otro vehículo.

Por supuesto puedes ponerte en contacto con nosotros siempre que quieras y te aconsejamos para que tomes la mejor decisión.

La junta de culata

La junta de culata es una pieza esencial en el motor de combustión. Se trate de un elemento que une la culata con el bloque del motor. Está diseñada para soportar grandes temperaturas que genera el motor, así como el paso de aceite y agua.

Cuando un motor se queda sin refrigerante y sigue en funcionamiento puede sobrecalentarse y llegar a deformarse. Un síntoma de la avería es que expide humo blanco en el escape de forma continuada.

Si hay que cambiar la culata no hay únicamente que sustituir la pieza sino también los tornillos de la culata, hacer un rectificado del motor y cambiar retenes de aceite y otras juntas.

Correa de distribución

La correa de distribución tiene la función de sincronizar el giro de la polea del cigüeñal con el piñón del árbol de levas para que las válvulas abran y cierren en su punto exacto. Cuando esta se rompe, no hay sincronización, por lo que el pistón toca con las válvulas y estas se doblan. Para evitar esta avería tan costosa lo idóneo es llevar un mantenimiento acorde al kilometraje y al tiempo de uso. Lo más recomendable es sustituirla cada 80.000 km o a los tres años. Su reemplazo oscilará entre los 250 y los 2000€.

Carreras Automotor 2016 © Todos los derehos reservados

Powered by: Páginas Amarillas